Diccionario auxiliar español-latino para el uso moderno del latín. Bahía Blanca, Instituto Superior Juan XXIII, 2007. 

Su autor es el Pbro. José Juan Del Col, Salesiano de Don Bosco, nacido en Casarsa della Delizia (prov. de Pordenone, Italia) el 23 de agosto de 1925. 
Fue profesor de latín y griego en establecimientos educacionales de nivel secundario y terciario, inicialmente (1946-1947) en Italia y luego, entre 1948 y 1974, en la Argentina.
Es Rector, desde 1975, en el Instituto Superior Juan XXIII de Bahía Blanca (prov. de Buenos Aires, Argentina).

José J. Del Col es autor de varias publicaciones. Entre las que se refieren al latín, cabe mencionar: 

- Sintaxis latina de la oración simple. Buenos Aires, Ed. Don Bosco, 1962.

-La traducción al castellano de las seis comedias de Terencio (Formión, La suegra, La andria, El Eunuco, Heautontimorúmenos, Los hermanos ). Bahía Blanca, Instituto Superior Juan XXIII, “Cuadernos del Instituto Superior Juan XXIII”, nos. 6, 7, 12, 13, 14, 16, publicados entre 1984 y 1994. Nótese que es la cuarta versión completa al español del teatro terenciano, pero la primera y única hasta el momento en América.

- Vivae Latinitatis voces locutionesque e scriptis Magisterii Ecclesiastici collectae et cum sermone Hispano comparatae e Index cunctarum vocum in praefato libro relatarum. Bahía Blanca, Instituto Superior Juan XXIII, Colección Estudios, 1994.

- ¿Latín hoy?  Bahía Blanca, Instituto Superior Juan XXIII, 1999. 

Según observa el autor en el Prólogo del diccionario, hay  quienes rechazan de plano o miran de reojo la enseñanza o estudio del latín, al que consideran idioma definitivamente muerto; y más animadversión experimentan varios hacia el uso del latín como lengua viva, viendo en esto una utopía. 

No entra el autor en semejante discusión. Solo remite a su trabajo recién citado: ¿Latín hoy?  En ese libro puntualiza signos de renacimiento del latín, tanto en el ámbito escolar curricular como en el ámbito extraescolar, en varios países de Europa (Austria, Bélgica, Suiza, Polonia, Suecia, Finlandia, Holanda, Alemania ...) , en los Estados Unidos de América e incluso en algún país africano (Senegal y Nigeria, en Africa Occidental).

La problemática del latín se centra en su inadecuada didáctica. Por tal motivo se propicia hoy una didáctica del latín que lleve  a un conocimiento profundo del mismo, no solo a través de la lectura y estudio de los autores, sino también a través de la “producción”. La más moderna didáctica de las lenguas reconoce como básico el principio que para aprender una lengua es indispensable usarla: usarla asiduamente. 

El autor de este diccionario no entiende explayarse sobre enseñanza del latín. Otra vez  remite a su estudio: ¿Latín hoy?. También remite a un artículo del Dr. Raúl Lavalle, titulado ¿Cómo transmitir hoy el latín? Algunas ideas, que puede verse en Internet en el sitio http://extremaduraclasica.com/transmitir_latín_hoy.pdf.  El artículo trae una serie de valiosas consideraciones y sugerencias para una oportuna enseñanza del latín hoy. 

Sobre la actualidad del latín como latín viviente, el autor del diccionario se complace en señalar las revistas Vox Latina (http:// www.voxlatina.uni-saarland.de), Latinitas (E-mail: latinitas@org.va), Aduléscens y Iúvenis (www.elimagazines.com).

También alude a las Ferias, Semanas, Simposios, Reuniones, Seminarios de latín viviente,  que se celebran anualmente. Así, en 2007 fueron cinco semejantes encuentros: en Frigolet (Francia), en Kirchähr (cerca de Limburg, Bélgica), en Saint Flour (Bélgica), en Lexington (USA); en Cracovia (Polonia). 

Consigna igualmente el autor que existen Sociedades y Círculos Latinos (Societas Latina Vallisoletana, Societas Latina Gaditana, Societas Latina Saravipontana, Societas Latina Lexingtoniensis; Societas ELI Recanatensis; Circulus Latinus Vallisoletanus ...).

Con el presente diccionario, José Juan Del Colaspira a aportar una contribución y estímulo al uso moderno de un idioma que fue universal ayer y que todavía a mediados del siglo pasado fue propuesto como lengua científica internacional; que es el sustrato de nuestro propio idioma y demás idiomas romances; cuyo estudio es altamente formativo en sí y por los valores que vehiculiza y enfatiza; que es considerado capaz de proporcionar hoy beneficios a la cultura científico-técnica y al mismo ámbito empresarial. Incluso hay quien lo ve como un hermano de Internet, apto para tender puentes y demoler barreras. En el artículo de Internet titulado Lingua Latina in Interrete triumphat (el latín triunfa en Internet), se pone de relieve justamente esto:
"Sin duda, la capacidad para facilitar la comunicación y tender puentes entre distintas culturas es el rasgo definitorio del latín e Internet. Dos hermanos que, aunque se lleven entre sí unos cuantos años, no pueden ocultar ser hijos de un mismo padre: la demolición de las barreras entre las gentes de todo el orbe."

Diseño Web: BahiaDigital - Radios de Argentina